26 de diciembre de 2013

Tempestad

Hace tiempo que he perdido
la manera de contarte 
que a este lado de la vía, la vida 
sigue igual de cobarde 

que se me arrugan los días,
y acumulo las cenizas 
donde antes había aire. 

Hace tiempo que me cuesta imaginarme 
llevando poemas al baile
curando con palabras las heridas 
ni siquiera,
con tus palabras las mías. 

Y el rumor de la duda 
recorre la certeza 
cada día mientras fumo y dudo
y fumo 
y dudo 

y dudo...

Hace tiempo que me cuesta acostumbrarme 
a esta tempestad constante 
que a veces se vuelve plomiza
cruel; y otras 
débil, sencilla 
                       casi baladí 

y solo me veo recogiendo briznas de orgullo 
en aquel diciembre 
por las calles de París. 

Como si el tiempo entre dos inviernos 
hubiese pasado sin pasar, 
y se hiciera mía 
cada herida de tu lucha;
como si los parches de tus te quiero 
los hubiera arrancado el viento 
de esta 
constante tempestad. 

Por eso 
hace tiempo que me cuesta encontrarte
verdades en la piel,
y allá donde busque 
solo está el sonido atronador de tus aullidos 
quemando mis oídos 
en la ciudad triste de Madrid. 

6 comentarios:

  1. Wow... cada vez que paso por aquí me engancho... Bueno, ya viste que acabé publicando uno de tus textos.
    Sin duda, me ha faltado el aire porque me he sentido identificada... Parece que intentemos fumarnos el tiempo creyendo que así las cosas mejorarán y pasarán antes... Qué irónico.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapa! No lo he visto pero para mi es todo un honor :) un besazo

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. me encanta:)
    Visita mi blog: modayestilounico.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar